«Desde niña soñaba con cantar en un escenario con bata de cola»

María Teresa García Gabaldón, es natural de Churriana de la Vega, conoció al maestro de copla Pedro Gordillo y desde entonces no ha parado de cantar

VS.Churriana de la Vega

María Teresa García Gabaldón nació en Churriana de la Vega el dos de diciembre de mil novecientos setenta y uno. Ella y sus tres hermanas pasaron su niñez en el pueblo, como tantas chicas de su edad, aunque ya de pequeña le gustaba la farándula.

En su casa no ha habido nadie dedicado a la música aunque "mi padre Jose Mª García cantaba de joven en las reuniones y guateques, tenía buena voz".

Sus juegos principales ya se encaminaban hacia el mundo del espectáculo. Lo que más le gustaba era hacerse peinados y grabarse en cintas cantando. Terminado EGB estudió peluquería y empezó a ejercer su profesión a los 18 años. Con 20 años empezó su noviazgo se casó con 26. En la actualidad tiene dos niños.

En todo este tiempo soñaba con llegar a ser cantante profesional, pero era como una ilusión de la infancia. "El trabajo, los niños y la vida van aparcando las ilusiones", asegura.

Conoció por casualidad a Pedro Gordillo, maestro de copla en 2004, y ahí arranco su carrera. El maestro la animó después de oírla y empezó a dar clases en la Asociación Músico Coral Federico García Lorca que dirige el maestro Ruzafa.

Después de cinco años de aprendizaje y perfeccionamiento, master class con Rosita Ferrer y un continuo ensayar, aprender, ensayar, a los cinco meses debutó en el Teatro Isabel la Católica con el musical de copla ‘La Camelia’, y a partir de ahí ya no ha parado. Este musical le llevó por toda Andalucía.

Destacadas actuaciones

María Teresa también actuó con la Banda Municipal de Granada, Banda Municipal de Churriana de la Vega, Banda de los Dolores de Churriana de la Vega, Peña La Platería, Teatro Alameda de Málaga, Teatro Diputación de Málaga, Caja Blanca de Torremolinos... y más.

Su actuación en la Institución penitenciaría de Albolote cantando a los presos la llenó por emotiva, así como multitud de galas benéficas hacen ver en ella a una artista consagrada y con un amplio horizonte por delante.

Trabajo

Ha participado en dos discos, compuestos por Francisco Jiménez, de copla y otro disco del villancicos del Maestro Pedro Gordillo.

Con el apoyo de su familia y en especial su marido, Salvador Valero, reconocido amante del arte por su trabajo como florista, bordador y enamorado de la Semana Santa granadina, María Teresa desearía seguir creciendo como artista, mejorar su técnica y poder dedicarse solo a la música. Mientras, sigue con su trabajo, dando clases y ampliando su vestuario porque como ella dice "la apariencia y la expresión son el 50% de la actuación". Preguntándole por una ilusión nos mira sonriente y contesta: "poder cantar con Gracia Montes".

Sus proyectos más inmediatos son una gala benéfica el 14 de octubre a favor de los enfermos de ELA, varias actuaciones con artistas de ‘Se llama copla’ en noviembre y una Gala benéfica en Churriana de la Vega.

Fotos

Vídeos