«Tenemos música para muchos años, hay una gran cantera de niños de mucho nivel»

  • Miguel Ángel López dirige la Escuela Municipal de Música de la localidad e insiste en su deseo de «seguir disfrutando con la música»

Miguel Ángel López López (Churriana de la Vega, 1984) disfruta indagando en la historia, la cultura y las tradiciones de su pueblo, en el escaso tiempo libre que le deja su intensa actividad. El joven intérprete explica sus inicios musicales. «A los 12 años conocí el saxofón y me llamó la atención el contacto con el instrumento», comenta, mientras rememora el largo camino de estudio y sacrificio que le ha llevado hasta aquí.

El cuarto de cinco hermanos de una familia churrianera sin relación con la música comenzó tocando el bombardino, aprendiendo de Luis Linares, uno de los principales referentes musicales de Churriana y actual organista de la Virgen de las Angustias y la Capilla Real. Miguel Ángel comenzó sus estudios en el germen de la actual Escuela Municipal de Música.

Pronto descubrió que su vocación era el clarinete e ingresó en el Conservatorio para proseguir su formación musical. 14 años después obtuvo el título de Grado Superior especializado en este instrumento de viento y habilitado como profesor. Su faceta como docente le llevó en primer lugar a la localidad de Cijuela, tras lo que se estableció en Churriana como jefe de estudios de la Escuela Municipal de Música durante dos años antes de convertirse en su director.

«Actualmente contamos con 320 alumnos y 13 profesores y una amplia oferta de instrumentos y actividades que se amplía año a año», cuenta Miguel Ángel. «Ha mejorado mucho la metodología, contamos con profesores mejor formados» y una clara evolución que ha multiplicado los 70 alumnos con los que la Escuela contaba en 2012.

«Tenemos música para muchos años, hay una gran cantera con niños de mucho nivel y los mejores formadores», afirma el director, que defiende una filosofía que procura «evitar la competencia y motivar al alumno, enseñándole a ser autónomo y buscar su propio sonido». Agradece al Ayuntamiento y al alcalde Antonio Narváez su cercanía y su apuesta por la música, así como a Roda Marcos y Lourdes Ramírez como responsables e impulsoras de la cultura en esta etapa. Cada curso se acomete una importante inversión en instrumentos y profesorado para ofrecer la mejor formación a los alumnos. El reto de la Escuela de Música es lograr la homologación para expedir el título de grado elemental.

Miguel Ángel no ha abandonado el instrumento que le llevó a definir su vocación. El clarinete le hizo descubrir la música de cámara y profundizar en melodías más íntimas y personales que precisan de un trabajo muy pulido y sacrificado. Comenzó a dar conciertos con el conjunto Bohemia Blaserquintet, colaborando posteriormente con la pianista Julia Martín, también profesora de la Escuela, y tocando en el Festival de Música D’Cámara de Churriana, las Noches en el Museo o la reciente inauguración de Fiarte. Su música es habitual en la Semana Santa, con una intensa agenda de conciertos y acompañamiento de cofradías.

Extenso currículum

Como intérprete ha colaborado y colabora con grandes formaciones como el Teatro Lírico Andaluz, Orquesta Sinfónica de Lisboa, Orquesta de la Universidad de Granada, Joven Orquesta Sinfónica de Granada y la Orquesta Ciudad de Baza entre otras. Fue concertino de la Banda del Conservatorio Superior de Granada en varias ocasiones y durante seis temporadas músico de la Banda Municipal de Música Ciudad de Motril, con la que participó en numerosos festivales, estrenos de obras y la grabación de varios discos.

Entre sus planes más inmediatos está la organización de la Gala de la Cultura, un espectáculo con tintes de musical en el que participarán las escuelas municipales y se unirán todas las disciplinas que se imparten en el Centro Municipal de Cultura. Además, está dedicado a la labor de catalogación del valioso archivo de Cecilio Barranco, antiguo cronista de Churriana, cedido al Ayuntamiento por su familia. «Seguir disfrutando con la música es mi principal ilusión, trabajar haciendo lo que me gusta, tengo la gran suerte de compartir mi pasión con grandes músicos», concluye Miguel Ángel.