La saludable Ruta del Colesterol

La saludable Ruta del Colesterol
  • Los nueve kilómetros que rodean la Base Aérea de Armilla se han convertido en la zona de ocio de los vecinos de los pueblos que la rodean. Conocida como la ruta, el camino del colesterol o la vuelta de la Base Aérea, es el tramo que pasa por Churriana de la Vega, Armilla, Las Gabias, y parte de Ojíjares y Alhendín.

Un montón de ciudadanos (unos 10.000 al mes) de estos municipios, que en total conforman una población de unos 60.000 habitantes, recorren cada día y casi a todas horas los nueve kilómetros de distancia que conectan los pueblos para hacer deporte, charlar, pasear un rato con los amigos o vecinos, estirar las piernas o cuidar la salud. Solos o en grupo, en bicicleta, corriendo o a paso ligero y, de manera abrumadora durante los fines de semana, churrianeros, armilleros y gabirros, se calzan las deportivas y se lanzan a hacer kilómetros mirando o dando la espalda a Sierra Nevada. Incluso profesionales de Granada se organizan para desperezar las piernas y volver a casa más relajados. Andarines y deportistas suelen aprovechan las horas más frescas del verano y las más cálidas del invierno para hacer kilómetros, escuchando música o concentrados en el puro ejercicio. El hecho de que mucha gente mayor se haya animado a embutirse en un chandal y a calzarse unas deportivas para bajar peso o los niveles de azúcar y colesterol, ha hecho que algunos denominen a esta zona peatonal como la ruta del colesterol. José Matas y Antonio Ramírez son dos amigos de Churriana de la Vega que, junto a las perritas Duna y Luna recorren por la tarde casi diez kilómetros entre ida y vuelta. Hace cuatro años, desde que se jubiló, José Matas se levanta del sofá y se pone las zapatillas para evitar coger unos kilos de más y charlar un rato con su compañero. Las mañanas las dedican a las labores domésticas, explica Antonio Ramírez. Son las cinco y media de la tarde y José Antonio, taxista de Armilla, camina para reducir el colesterol animado por el médico. "Hago unos diez kilómetros y me encuentro bastante mejor", explica. Su esposa Encarna lleva años, incluso antes de que acondicionaran el camino, a pasear por la travesía. En verano prefiere acudir sobre las nueve de la noche y reconoce que se encuentra a mucha gente conocida. Todos son conscientes de que una caminata diaria de unos treinta minutos se traduce en mejoras cardiovasculares y musculares que benefician su cuerpo, su salud y su talante, ya que a los efectos en el peso, hay evidencia de que el ejercicio moderado es bueno para la mente y evitar la tan temida depresión y los estados de ansiedad. Unos empiezan la caminata desde Las Gabias y otros se lanzan por Churriana en dirección a Armilla hasta rodear la Base Aérea. Todos insisten en disfrutar de una zona de recreo que en Armilla empieza desde la plaza León hasta el inicio de Churriana. El Ayuntamiento de Armilla no ha proyectado remodelar la parte que corresponde a su municipio por entender que se encuentra en buen estado, con el «albero en condiciones y muy bien señalizada» . Fernando Gómez es de Armilla y corre dos vueltas cada día, «aunque no seguidas», suele variar el recorrido y piensa que el espacio es adecuado, pero no el tráfico, cuyos gases no son lo más adecuado respirar cuando se hace deporte. Explica que los hace «por amor al deporte» y porque hace dos años, cuando se estrenó como papá pesaba 30 kilos más y «quiero darle un ejemplo de vida saludable».

Acondicionamiento El Ayuntamiento de Churriana plantó en 1995 las actuales palmeras en los alcorques que hoy rodean el tramo de su municipio, que trajeron del vivero de la Diputación. Pero fue en 2005 cuando se llevó a cabo la intervención más importante, al acondicionarse el suelo con albero de alpataña, un árido que cuando llueve permite que drene bien el agua e impide los charcos. También vallaron algunos tramos para impedir el aparcamiento de los vehículos; y se instalaron aparatos de gimnasia. En Las Gabias hay también una zona con aparatos. Esta travesía fue inicialmente un camino de tierra, que se acondicionó cuando se construyó la pista de aterrizaje. Según Antonio Narváez, edil de Churriana, el Ayuntamiento se plantea instalar fuentes, papeleras y bancos, aunque están a la espera de que se concrete un proyecto de carril bici de la Junta para determinar cómo abordarlo. Dentro de la Base hay un espacio paralelo, que es utilizado por los militares. Vanessa Polo, alcaldesa de Las Gabias, dice que antes de que Confederación arreglara la escollera del río Dílar, los vecinos ya bajaban por el río y hacían una ruta completa de unos 18 kilómetros. Con un proyecto de recuperación de senderos en 2013 el municipio remodeló el parque y el año anterior se plantó la arboleda. Un proyecto que promete ampliar la ruta como zona de recreo con la futura instalación de bancos y fuentes y que persigue vincularlo a otros senderos en dirección a Gabia Chica y Pedro Verde, ampliando así los kilómetros. Ana Montalván, Eva Martínez, Toñi Larrica y María Dolores Chinchilla recorren de lunes a viernes unos siete kilómetros desde Armilla hasta Las Gabias. Echan de menos algunas fuentes y lamentan el excesivo polvo en verano y el barro en invierno. Pero todos disfrutan de una senda llana, de fácil acceso y con unas vistas inmejorables.